miércoles, 21 de enero de 2009

¿QUÉ ES UN INVITADO?

Un invitado no es una persona a quien se le aborda solamente para animarle a que asista a la próxima reunión de célula, un invitado es una persona a la cual se le ama y se le sirve.
Una vez seleccionada la persona a quien se desea ‘hacer un invitado’, el siguiente paso es la oración. Nunca se debe olvidar que el trabajo celular es una tarea profundamente espiritual. No se trata de poner en práctica algunas ideas ingeniosas mientras se deja de lado la oración. Se trata de una batalla donde sólo el Espíritu de Dios puede marcar la diferencia.
La oración debe ser sincera, diaria y específica, mencionando por nombre a la persona. En la medida que se persevere cada día en oración, el Señor dará las oportunidades para iniciar una amistad con esa persona. Por ello, se debe estar atento y en busca de las ocasiones para entablar el primer contacto.
La amistad puede iniciar como resultado de un encuentro aparentemente casual; pero, en el fondo, se sabrá que todo fue una respuesta de Dios a la oración. Algunas veces, acompañando a su oración, el cristiano debe provocar ese primer contacto. Sobre esto hablaremos la próxima semana.

¿Hay alguna opinión que quisiera compartir sobre éste tema? Escriba su comentario después de la versión en inglés, donde dice 'comentarios'.

What’s a guest?

A guest is not a person you approach only to encourage to attend the next cell meeting, a guest is a person that should be loved and served.
Once you have selected the person you want to “make a guest” of, the next step is prayer. We must never forget that cell work is a deeply spiritual task. This is not about bringing into practice some ingenious ideas while leaving the prayer aside. This is about a battle where only the Spirit of God can make a difference.
Prayer must be sincere, daily and specific, mentioning the person by name. As we pursue each day in prayer, the Lord will give us the opportunities to start a friendship with that person. In fact, we should be attentive and looking for occasions to initiate the first contact with this person.
Friendship can start as a result of an apparently casual encounter, but deep down in your heart, you’ll know that everything was God's answer to prayer. Accompanying their prayer, sometimes Christians should provoke the first contact. We will talk about this next week.