jueves, 8 de enero de 2009

ENCUENTRO EN LA REPÚBLICA

En 1998, después de trabajar por puro instinto durante doce años con células, recibí una invitación para impartir una conferencia sobre crecimiento de la iglesia en Quito, Ecuador.
La invitación era hecha por una iglesia llamada La República, por el nombre de la importante calle sobre la cual se ubica. En ese lugar pude conocer a Joel Comiskey. Él era misionero en ese momento en Ecuador donde vivía junto a su esposa Celyce y sus tres hijas.
Al conocerlo me sorprendió todo lo que sabía sobre Elim y sobre las luchas que la iglesia había enfrentado. Pero, lo mejor llegó en el momento de escucharlo exponer. Por primera vez escuché a alguien hablando con conocimiento y con autoridad sobre el tema de las células.
Todo lo que decía era nuevo para mí. Después supe que la invitación me había sido extendida por una sugerencia de Joel al Pastor Ludeña, a quien apoyaba. Al final de la conferencia estoy seguro que fui yo quien más aprendió.
Desde entonces, nos hemos encontrado en conferencias en distintos países y ciudades y siempre aprendo algo nuevo escuchándolo. Creo que si hubiésemos contado con una asesoría de alguien como Joel al principio de nuestro trabajo las cosas hubiesen sido mucho más fáciles y firmes.
Bendigo a Dios por la vida de Joel y por el ministerio de JCG que pone al alcance de quien lo desee herramientas que hubiésemos deseado tener al principio de nuestro trabajo, pero que no tuvimos. Acá están esas herramientas. Úsalas y que Dios bendiga tu trabajo.

Meeting at The Republic.

In 1998, after working with cells for twelve years out of pure instinct, I received an invitation to impart a conference on church growth in Quito, Ecuador.
The invitation was from a church called The Republic, named after the important street on which is located. This is the place were I met Joel Comiskey. He was a missionary at that time in Ecuador where he lived with his wife Celyce and their three daughters.
When I met him I was surprised of how much he knew about Elim and the struggles the church had faced. But the best came when I listened to his speech. For the first time I heard someone speaking with knowledge and authority on the cells subject.
All he said was new to me. Later on I found out that the invitation had been extended by a suggestion made by Joel to Pastor Ludeña, whom he supported. At the end of the conference I was sure it was me who learned the most.
Since then, we have met at conferences in different countries and cities and I always learn something new by listening to him. I believe that if we’d have had counted on with an advice from someone like Joel at the beginning of our work, things would’ve been much easier and firm.
Blessed be the Lord for Joel’s life and for the JCG ministry that places tools within the reach of those who want them, which we would had liked to have at the beginning of our work, but we did not have. Here are those tools. Use them and may God bless your work.

7 comentarios:

Henry Preza dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
G-Edificate dijo...

Sin duda esa experiencia fue una gran bendición desde sus inicios, no sólo para usted hermano Mario, sino también para toda la Misión. Que el Señor le bendiga a usted y a todos sus visitantes. Hno. Stanley Gómez.

Henry Preza dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cristiano dijo...

Hermano Mario, saludos en Cristo Jesús.gracias por los blogs y quisiera saber como recibirlos directo a mi correo si es que se puede

Anónimo dijo...

Tengo casi dos decadas de pertenecer a la mision y me siento muy contento por la direccion que tiene la mision hoy dia. He visto que todo este trabajo no ha sido facil y lo que pienso que Dios ha premiado tambien es la humildad de sus hijos pero tambien he visto como la vanagloria ha hecho sucumbir a otros.Que Dios nos ayude a poder ser siempre humildes.

Recursos Biblicos dijo...

Excelente Blog ya era hora hermano

Anónimo dijo...

es extraño que el pastor diga que trabajo por puro instinto, cuando desde el año de 1991,se relizaba una conferencia international en iglesia Elim en San Salvador, por el hno Sergio Solozarno fundador de misiòn Cristiana Elim. Es extraño que el pastor Vega trabajara por instinto, màs bien creo que su fuerte nunca ha sido el trabajo celular.