miércoles, 14 de enero de 2009

HACIENDO UN INVITADO

El sentido común nos indica que un invitado no se puede ‘hacer’. Simplemente las personas están allí y se las invita o no a una célula. No obstante, en Elim enfatizamos a nuestros líderes que los invitados no están allí, hay que hacerlos.
Obviamente, estoy hablando de una iglesia que ha trabajado ya por 22 años y que ha agotado en la mayor parte de casos su ‘oikos’. El invitar a una persona bajo estas nuevas condiciones es un proceso.
El proceso comienza por seleccionar a una persona específica. Luego, viene el acercamiento. O lo que el Pastor Cho llama la ‘indiscreción santa’. Ésta consiste en husmear en la vida de las personas por indicios que puedan utilizarse para la invitación.
Una abuela enferma, moretones en la piel de la esposa, problemas de alcoholismo, muchos niños que cuidar, etc. Éstos son algunos ejemplos de detalles que se toman muy en serio en esta primera etapa de observación. En esencia, es buscar la que parece ser la necesidad más marcada en la persona a fin de resolverla por medio del evangelio.
Luego seguiremos sobre éste tema. Pero ¿qué piensa de ello?
Puede escribir su comentario después de la versión en inglés, donde dice 'comentarios'.

Making a guest
Common sense tells us that a guest can not be “made“. People are simply there and you either invite them or not to a cell meeting. However, in Elim we emphasize to our leaders that guests are not just there, we have to make them.
Obviously, I am talking about a church that has worked for 22 years already and has exhausted in most cases its “oikos“. To invite a person under these conditions is a process.
The process begins by selecting a specific person. Building rapport comes next. Or what Pastor Cho calls the “holy indiscretion” This is to tap into people’s lives looking for indications that could be used for the invitation.
An ailing grandmother, bruises on the wife’s skin, alcoholism problems, many children to take care of, and so on. These are some examples of details that are taken very seriously into consideration at this early stage of observation. In essence, is seeking for what appears to be a person’s most pronounced need, to solve it through the gospel.
We’ll continue later on with this subject. But what do you think of this?

2 comentarios:

Raul Mejia dijo...

Comparto que es muy importante el hacer un invitado. Debemos dejar de creer que simplemente están allí, como dice el Pastor Mario Vega. También comparto que la mejor manera de acercarnos a ellos es mostrando un sincero interés por lo que ellos son como personas, sus necesidades, sus características. Una amistad que se ofrece no con el animo de tan solo llevarlos a la célula, sino que siendo motivados por un verdadero aprecio a ellos, podamos identificarnos en ayudarles -como también recuerdo que el Pastor Mario ha explicado en anterior conferencia-, porque eso al fin y al cabo será lo que marcará la diferencia entre el comportamiento de la generalidad y la puesta en marcha de un verdadero amor cristiano que después de un proceso dará como resultado natural la conformación de un invitado, tal como la siembra lleva a la cosecha.

Dios le Bendiga!

Raúl Mejía

Henry Preza dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.