jueves, 26 de marzo de 2009

ENSEÑANZA PARA NIÑOS EN UNA IGLESIA CELULAR

Al crecer el número de células en Elim también creció la cantidad de niños que asistían a esas células y luego a la celebración. En la iglesia seguíamos la tradición de ofrecer una escuela bíblica cada domingo para los niños; separados por grupos de edad.
No obstante, la cantidad de niños era tal que resultaba muy difícil poder tener condiciones pedagógicas para el aprendizaje. En una ocasión, hicimos cálculos de cuántas aulas necesitábamos para atender cómodamente a todos los niños que asistían a la celebración. Resultó que necesitábamos 200 aulas. Pero no solamente eso sino que, cada año, necesitaríamos seguir construyen aulas adicionales para atender a los niños que se iban sumando.
Por supuesto que no podíamos construir un edificio enorme de 200 aulas y menos seguir ampliándolo año con año. Parecía que estábamos en un callejón sin salida. Sin embargo, se me ocurrió que una solución podía ser el mismo carácter celular de nuestra iglesia. No necesitábamos construir 200 aulas, pues, ya disponíamos de muchas más casas de nuestros miembros para atender a los niños.
Decidimos entonces invertir las cosas. Impartir la escuela bíblica en las casas y luego tener en la iglesia una gran celebración. Así nació la iglesia infantil. En el local de la iglesia construimos un edificio nuevo donde los niños tienen una gran celebración donde juntos alaban a Dios y tienen un programa especial para desarrollar. Pero en las casas reciben la enseñanza de líderes capacitados para impartirles su formación semanal. De esa manera nacieron nuestras células infantiles. De esto seguiré compartiendo en el futuro.

Teachings for children in a cellular church.
As the number of cells in Elim grew, the number of children that assisted to those cells and then to the celebration service grew as well. At church we followed the tradition of offering Bible School to children every Sunday; separated in groups according to their age.
However, it was such a large number of children that it became very difficult to have pedagogical conditions for learning. In one occasion, we estimated how many classrooms we would need to attend comfortably all the children that assisted to the celebration service. It turned out that we needed 200 classrooms. But not only that, but each year, we would need to continue building additional classrooms to attend the children that were adding up.
Of course we could not build a huge building with 200 classrooms and even less could we continue to develop it year after year. It seemed like we were at a dead end. So, it occurred to me that a solution could be the same cellular character of our church. We didn’t need to build 200 classrooms, for we already had much more houses of our members to attend the children in.
Therefore we decided to invert things. Bring Bible School to the houses and then have a big celebration at church. This is how Children’s Church was born. In the church’s premises we built a new building where the children have a great celebration service in which they all together worship God and develop a special program. But in the houses they receive from well-trained leaders a weekly teaching for their formation. That is how our Children’s Cells were born. I’ll be sharing with you more about this in the coming future.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Este es justamente el caso con nosotros el numero de niños aumenta cada vez mas, le agradezco a Dios por haber usted compartido el caso y la solucion que usted emprendio cuando estaba en esta misma situacion. Seguire pendiente de cualquier inforamcion que usted nos comparta, deantemano muchas gracias y le estoy muy agradecido. Dios me le bendiga siempre! Amen

Daniel Torres dijo...

Excelente Pastor, siempre me haba preguntado porque el cambio en la metodologia de la atencion en la iglesia a los niños, pues yo en mi niñez asisti a las alulas, y cada aula recibia muchos niños, y me habia custionado porque ahora se celebra asi en Iglesia Infantil, asimismo los niños pueden acostumbrarse al orden y respeto en la congregacion, pues participan de una congregacion dedicada a la niñez

Anónimo dijo...

Considero que las falta de recursos llevo a tomar esta desicion y claro por el crecimiento apresurado del numero de niños atendidos, sin embargo por ser parte de esta experiencia de cambio como servidor de la escuela bibilia y ahora en la iglesia infantil considero que aunque la metodologia de enseñanza a travez de la alabanza y el teatro en las celebraciones dominicales se hace con la mayor exelencia posible, no logra el objetivo que en verdad debe perseguirse. Porque la falla esta en que el numero de niños que se atiende no puede controlarse con la poca cantidad de servidores. Es mas facil controlar y captar la atencion de 20 niños en un aula de acuerdo a su edad, que de 300 juntos. A parte del descontrol y desorden que se genera a falta de recurso humano. Mi opinion es que se vuelve antipedagogico. Y aunque la personalizacion se trata de hacer en las celulas, recordemos que no todos los niños que asisten al servicio dominical son miembros de una celula. Abria que ver que tan efectivo realmente esta siendo la metodologia adoptada y el impacto que tiene tanto en los niños como en el grado de compromiso de los servidores. Puesto que al tener un pequeño grupo a cargo se vuelve un compromiso mas claro, que al atender un grupo de 300. Recordemos los niños no son adultos, no se les puede tratar como tal. Mi comentario pastor, con todo respeto es que se evalue en verdad en funcion de calidad de atencion a los niños, tomando en cuenta la opinion de los padres y de los servidores que realmente estan en el campo.
Y gracias por este espacio para poder comentar temas con usted. Que Dios le bendiga mucho.